Herramientas

HTML

PDF

Metadatos de indexación

Cómo citar un elemento

Imprimir este artículo

Política de revisión

Envía por correo este artículo (Se requiere entrar)
Enviar un correo electrónico al autor/a (Se requiere entrar)

FOLLETO

El desarrollo de la enseñanza de postgrado en Enfermería.

Post-graduated Education Development in Nursing

1 

Ms. C. En Enfermería. Profesor Auxiliar.

  2 Ms. C. en Educación. Profesora Auxiliar.   3 Ms. C. Atención Primaria de Salud. Profesora Asistente. Facultad de Ciencias Médicas “Dr. Raúl Dorticós Torrado”. Cienfuegos.  


INTRODUCCIÓN

La educación de postgrado se considera el nivel superior del Sistema Nacional de Educación o cuarto nivel y surge como una necesidad imprescindible para mejorar los indicadores de desarrollo del país, a partir del resultado de procesos avanzados de investigación en función de las necesidades sociales, económicas y culturales de la población, así como de los requerimientos tecnológicos del aparato productivo y el intercambio internacional; va dirigida a los egresados de la educación profesional y responde además a los intereses individuales de estos.

Es válido señalar que la educación de postgrado se desarrolla a través de dos vías diferentes e interrelacionadas entre sí; una es la superación profesional y la otra el postgrado académico. La superación profesional comprende los cursos, entrenamientos y diplomados, mientras el postgrado académico comprende maestrías, especialidades y doctorados.

La educación de postgrado dirigida a los egresados de la Licenciatura en Enfermería se inició en la década del 70 en el Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana y surgió insertada en el propio sistema que existía para el resto de los universitarios de las ciencias médicas. Un año después de inaugurada nuestra facultad, se comienzan a formar los primeros profesionales en enfermería, por lo que no es hasta el año 1988 en que se comienzan a graduar los licenciados en enfermería de nuestra provincia.

Si bien los progresos realizados para alcanzar el control de su propia experiencia han sido lentos y aún no se han logrado en forma definitiva, sí ha empezado a surgir una imagen clara del servicio especial que presta la enfermería en el contexto social. Sin embargo, para obtener un control más completo de esta profesión, es necesario exigir un nivel de excelencia en la preparación de las personas que la practican.

Con la creciente necesidad de capacitación en los cuidados a pacientes con afecciones agudas y de lograr un mayor protagonismo en la toma de decisiones, así como de realizar acciones coordinadas con los demás profesionales para mejorar la calidad de la atención, las enfermeras y enfermeros del futuro necesitarán más que nunca una amplia superación, confiar en sí mismos, poseer competencia técnica, y ser capaces de adaptarse a los cambios. Ello sólo es posible mediante las formas de postgrado concebidas para nuestros profesionales.

DESARROLLO

La superación de los recursos humanos de Enfermería ha sido una preocupación constante para las autoridades que dirigen la Salud Pública en el país y para la dirección de la carrera en la facultad.

Durante los primeros años de la Facultad como institución, la educación de postgrado de nuestros profesionales era limitada; debemos tener en cuenta que los primeros licenciados en enfermería del país se graduaron en 1976 (hace 31 años) y en nuestra provincia de forma masiva a partir de 1988.

En 1996 se constituyó un grupo nacional para el desarrollo de la docencia en Enfermería, constituido por profesionales con una amplia experiencia, quienes ejercieron sus funciones en los diferentes niveles del Sistema Nacional de Salud. Además se creó un Grupo Nacional de Investigaciones y uno Técnico Asesor de Postgrado (nacional y provincial) en Enfermería para asesorar, proponer y ejecutar investigaciones en la especialidad, así como los diseños curriculares de las diferentes modalidades de estudios de postgrado que resultaran más convenientes a la profesión.

En la II Reunión Metodológica Nacional del MINSAP, en febrero de 1997, se planteó como premisa fundamental para el trabajo de ese año, el desarrollo del pensamiento científico para resolver los problemas de salud de la población; el área de docencia e investigación propuso como objetivo de trabajo el incremento de las formas de educación de postgrado dirigida a todos los profesionales que laboran en el sistema y como indicador específico, el diseño de cursos, diplomados, especialidades y maestrías. Ello permite considerar que ese año fue decisivo para la Enfermería Universitaria en el país, pues se crearon las bases para el desarrollo y consolidación de la educación de postgrado.

El Instituto Politécnico de la Salud se ocupaba de la superación de los egresados de esta carrera, pero en 1998 se decidió designar al nivel de los Centros de Enseñanza Médica Superior (CEMS) un licenciado en Enfermería que se ocupara de planificar, dirigir y controlar las diferentes formas de educación de postgrado de la profesión. La licenciada Nancy Salabarría Díaz fue quien desarrolló esta actividad hasta febrero del 2004, fecha en que la asume el licenciado Vladimir Barco Díaz. Durante los primeros años, esta actividad se realizó desde el departamento de enfermería y luego por indicación nacional se realizó desde el Vicedecanato de postgrado.

El Departamento de Enfermería de la Facultad de Ciencias Médicas de Cienfuegos, en coordinación con la Dirección Provincial de Enfermería y la Sociedad Cubana de Enfermería (SOCUENF), realizó un análisis exhaustivo de las acciones planteadas por el nivel central, para desarrollar una estrategia mediante el cumplimiento de las siguientes acciones:

· Se seleccionó un grupo de profesores con nivel y prestigio profesional para realizar las actividades de postgrado.

· Se identificaron las necesidades de aprendizaje en la provincia en coordinación con la Dirección Provincial de Enfermería y la SOCUENF.

· Se diseñaron programas de postgrado que tributaran a diplomados.

· Se diseñaron Diplomados que garantizaran el desarrollo de especialidades y maestrías (Escalera certificativa).

· Se realizó coordinación con centros de Educación Superior de la provincia y la nación, para incrementar las ofertas de las formas anteriormente señaladas. (Universidad “Carlos Rafael Rodríguez” e Instituto Superior de Ciencias Médicas de Villa Clara).

· Se firmaron cartas de intención con España y Brasil.

· Se les incluyó a los docentes en su plan de desarrollo individual la realización de algunas de las formas académicas de postgrado.

En el curso 2004 – 2005 se constituye el departamento de postgrado de la Facultad como vicedecanato independiente del de investigaciones (al cual se subordinaba) adoptando una nueva estructura, al sumarse un metodólogo de especialidades de Enfermería. Esta responsabilidad fue asignada a la licenciada Dinorah Herrera Cañellas.

A continuación mostramos el desarrollo que hemos alcanzado en estos 25 años en las diferentes formas de postgrado.

Superación profesional

En el curso 2005 – 2006, como resultado de la universalización, se incrementaron los cursos y diplomados y por tanto la cantidad de cursistas; en este curso participaron un total de 2 825 licenciados y técnicos de enfermería en las diferentes formas de superación profesional. En el caso de los licenciados en enfermería encontramos un 183 % de participación en cursos, lo que demuestra que cada licenciado participó en más de un curso durante esa etapa y en los diplomados participó un 16,8 %. (Tabla 1)



Formación académica

El primer licenciado en enfermería graduado de especialista de nuestra provincia fue Alexander Benavides Couto, que se formó en el Instituto Superior de Ciencias Médicas de Villa Clara y se graduó en el año 2002. En nuestra Facultad la primera licenciada formada y graduada en 2007 como especialista en Enfermería Comunitaria, fue Verónica Gil Blanco. Ya contamos con otras 15 especialistas en Enfermería Comunitaria y tres en Enfermería Intensiva y Emergencia, graduados en julio del 2007. Los otros profesionales que se están formando como especialistas se distribuyen de la siguiente forma: (Tabla 2)


La primera licenciada en enfermería graduada de master de nuestra provincia, fue Madelín Reyes López, en la maestría Salud Pública, en La Habana en el año 1998 y el licenciado David Cuesta de las Casas fue el primero que se formó en nuestra Facultad, graduado en abril del 2007 en la maestría Educación Médica. La distribución de los 32 licenciados graduados se comporta de la siguiente forma: es como sigue: (Tabla 3)

Además, el 22,9 % de nuestros profesionales (252) se están formando en seis maestrías de amplio acceso, desde su puesto de trabajo en las 20 sedes universitarias radicadas en policlínicos y hospitales de la provincia. A partir de septiembre del presente año (2007) comenzarán a graduarse los primeros en esta modalidad. Otros 28 están matriculados en las maestrías de Educación y Asesoramiento Genético.

Se encuentran en formación doctoral, 10 licenciados en enfermería: 2 en plan doctoral, 2 en doctorado curricular y 6 en diplomado pre – doctoral.

Contamos además con una cantera importante de profesionales con potencialidades para esto, pues estamos trabajando con los 8 profesores auxiliares así como con los graduados o en formación de especialidades y maestrías. Nuestra meta es que uno de cada cuatro licenciados se forme como doctor en ciencias en los próximos 10 años, por lo que la cifra a alcanzar es de aproximadamente de 270 profesionales.

Otro aspecto que consideramos como parte del desarrollo del postgrado es la obtención de categoría docente por nuestros profesionales. (Tabla 4)

CONSIDERACIONES FINALES

El desarrollo de los recursos humanos de enfermería en estos 25 años ha tenido un crecimiento importante y consideramos que nos encontramos en un momento cumbre de la formación y desarrollo de la enseñanza de postgrado de nuestros profesionales, pues las posibilidades que tenemos son ilimitadas y la respuesta del claustro, los funcionarios y de los profesionales no se ha hecho esperar. Finalmente, consideramos que la Enfermería cubana en general y la de nuestra provincia en particular, ha tenido un desarrollo sostenido durante todos estos años, en los cuales se han producido cambios importantes en el sector salud, que han permitido el fortalecimiento de la especialidad de forma notable.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
1 Ruiz Iglesias M. El enfoque integral del currículo para la formación de profesionales competentes. México D. F: Editorial IPN. 2000. p.18
2 Salas Perea RS. La calidad en el desarrollo profesional: avances y desafíos. Rev Cubana Educ Med Super. 2000;14(2):136-47
3 Zubizarreta Estévez MM, Fernández Vergel C, Sánchez Rodríguez N. La educación avanzada en enfermería. Realidad y desafíos. Rev Cubana Educ Med Super . 2000;14(3):236-47
4 Ministerio de Educación Superior. Reglamento de la Educación de postgrado. 132/04. La Habana: Dirección de Educación de Postgrado. 2004
5 Alonso Pérez S, Menéndez García R, Álvarez Miranda L, Castillo Fonte C. Formación de recursos humanos en enfermería. Rev Cubana Enfermer. 2000;16(1):46-50

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Editada en la Universidad de las Ciencias Médicas de Cienfuegos