Medicamentos: Efectos neuroprotectores de las estatinas

Algunos estudios han sugerido que las estatinas, que nacieron como tratamiento para reducir los niveles elevados de colesterol, se asocian a una disminución del riesgo de ictus y de progresión de la enfermedad de Alzheimer cuando se usan de manera profiláctica.

Un nuevo trabajo publicado en el ¨Journal of Alzheimer's Disease¨, firmado por investigadores de la Universidad de Groningen (Países Bajos), muestra que la lovastatina, uno de los primeros fármacos de la familia de las estatinas, además de reducir los niveles de colesterol, puede prevenir la muerte de células nerviosas en situaciones que tienen lugar en la enfermedad de Alzheimer. Los investigadores habían descubierto anteriormente una cascada de señales celulares en las células nerviosas desconocida hasta entonces, que es responsable de este mecanismo neuroprotector. Según la principal autora, la Dra. Amalia Dolga, el hallazgo es importante, puesto que se piensa que en muchas enfermedades como el Alzheimer o el Parkinson la muerte de células nerviosas es una causa principal de sus síntomas.

En el nuevo estudio, la Dra. Dolga encontró que las estatinas estimulan a las células nerviosas a producir un receptor para el factor de necrosis tumoral alfa (TNF-alfa). Otros estudios han demostrado que la vía de señalización del TNF-alfa tiene un efecto beneficioso sobre las células nerviosas y puede protegerlas frente a la muerte.

Journal of Alzheimer´s Disease 2008;13:111-122